El láser permite quitarse unos añitos del rostro

Quitarse unos cuantos años del rostro para tener unaspecto más joven no tiene por qué lograrse solo con la ayuda del bisturí, ahora tenemos un tratamiento estético que utiliza un moderno láser, y lo permite sin necesidad de cirugías.

Este láser hace que el colágeno tome la forma que ha perdido, disminuyendo, asi las arrugas y rejuveneciendo la piel al producir el nacimiento de piel nueva.

A este procedimiento se le conoce como Skin Resurfacing y antes utilizaba un láser no fraccionado el cual era muy agresivo por ello se buscó modificar la técnica, creándose el láser fraccionado mucho menos agresivo, haciendo más rápido el proceso de recuperación.


Por pequeños puntos

El láser es fraccionado porque la luz sale de él en pequeños haces, por lo que se queman milimétricos puntos de piel, sin embargo otros minúsculos puntos no se tocan, lo cual hace que la piel dañada se estimule y sane más rápidamente.

La aplicación del láser es una técnica que vaporiza únicamente porciones de la superficie de la piel mientras deja otras intocables y de esta manera permite que el proceso de recuperación de la persona sea más rápido. Este procedimiento trata arrugas, líneas de expresión y flacidez, también se utiliza para eliminar cicatrices e incluso estrías en otras zonas del cuerpo.

El tratamiento es más utilizado en el rostro, porque es el sitio de predilección, sin embargo puede aplicarse en otras zonas del cuerpo como es el caso de cicatrices o flacidez.

Se deben realizar entre tres o cuatro procedimientos con un intervalo de tres a cuatro semanas aproximadamente.

Antes del tratamiento y después de él se debe evitar la exposición al sol, pues de lo contrario pueden haber cambios en la coloración de la piel.

Antes de iniciar el tratamiento, al paciente se le hace colocar una crema anestesica, para hacer más cómoda la sesion de tratamiento, y post sesión una crema nutritiva con factor de protección solar (FPS) alto.

La piel puede enrojecerse durante unas cuatro a 24 hs, y luego resultar con una sensación áspera, que cede en el tercer día aproximadamente. El fenómeno de reparación del colágeno se empieza a ver entre las 2 a 3 semanas y los resultados óptimos al finalizar el tratamiento.

No tiene riesgo para el futuro y no produce cáncer.