Elimina de una vez esas molestas verrugas.
La existencia de verrugas, acrocordones, queratosis y otras lesiones en nuestra piel, ya sea en el rostro o en cualquier otra parte de nuestra superficie corporal son, además de inestéticas, causantes, en ocasiones, de incomodidad porque pueden sangrar, producir picor, irritaciones,..., lo que muchas veces depende de su localización.

La electrocoagulación de este tipo de lesiones es una técnica de realización sencilla y con excelentes resultados. Consiste en la utilización de una corriente de alta frecuencia para conseguir la destrucción de la lesión.

Puede precisar la inyección previa de una mínima cantidad de anestésico en la zona a tratar.
En la zona tratada aparecerá una costrita, del mismo tamaño de la lesión eliminada, que caerá en unos días. El paciente deberá aplicar sobre ella una solución antiséptica mientras ésta dure y un protector solar, a partir de que caiga, si es en una zona expuesta.